Wharfedale Pro potencia el sonido del Straßenparty-Geldern

El festival de música, de tres días de duración, ha sido impulsado por los sistemas de array WLA-1 y WLA-210XP de Wharfedale Pro

Straßenparty-Geldern es un festival de verano de tres días en el corazón de Geldern, en la región de Renania del Norte-Westfalia, Alemania. Este evento al aire libre y gratuito incluye conciertos en vivo de una amplia gama de géneros musicales distribuidos en cinco escenarios diferentes. Para la edición 2024 del festival, dos de los escenarios principales contaron con sistemas de PA de array lineal de Wharfedale Pro.

Los especialistas en sonido de Rockline fueron los encargados del sistema de sonido para el escenario principal, mientras que el segundo escenario estuvo a cargo de los técnicos de eventos de Ambiento. Wharfedale Pro fue seleccionado para ambos escenarios para asegurar coherencia en las presentaciones más esperadas del evento. Estuvo presente Christian Boche, Gestor de Aplicaciones y Soluciones de Wharfedale Pro en IAD GmbH: «Hubo muchas bandas diferentes en la mezcla con tiempos de cambio muy cortos entre actuaciones, así que estuve presente para asegurar que el evento y el equipo de Wharfedale Pro funcionaran sin problemas», recuerda Boche. «Desde bandas de rock y tributo hasta DJ sets, coros y grupos de baile, la variedad de géneros fue impresionante y permitió que el sistema WLA-1 brillara con fuerza».

El evento no solo requería un sistema de sonido versátil, sino también una solución rentable y fácil de desplegar, tal como indica la empresa de audio profesional. Los sistemas de array de Wharfedale Pro fueron elegidos por sus opciones flexibles de montaje, excelente relación calidad-precio y compatibilidad con Ease Focus, de acuerdo con las declaraciones de la compañía.

En el escenario principal, el sistema de PA consistió en seis altavoces WLA-112 volados por lado, con un adicional de WLA-112 como relleno tanto a la izquierda como a la derecha. Cuatro subwoofers WLA-21BX se apilaron a la izquierda y a la derecha, junto con tres subwoofers WLA-121 como un clúster central, ubicados en la base del escenario. Con esta configuración, el sistema proporcionó cobertura completa para una audiencia de hasta 2000 asistentes. En el segundo escenario, llamado Bühne Schwarzbrenner, se requirió un sistema más pequeño con un total de cuatro altavoces WLA-210XP apilados en el suelo a cada lado, impulsados por los amplificadores DP-N de Wharfedale Pro.

Los plazos para el montaje del evento fueron ajustados, con solo tres horas en total para la implementación completa del equipo de audio en el escenario principal, incluyendo la prueba de sonido para los primeros artistas. «Con solo tres técnicos en el lugar, montar y preparar el equipo fue un desafío», reflexiona Boche. «El equipo de Rockline-VT utilizó Ease Focus con archivos WLA-GLL para la simulación acústica, lo cual ayudó a agilizar el proceso. La simulación fue precisa».

Tanto el escenario principal como el más pequeño, Bühne Schwarzbrenner, funcionaron a la perfección durante los tres días del festival. «Además del sonido impecable, ambos sistemas recibieron elogios de los técnicos de las bandas, incluso de aquellos que no estaban familiarizados previamente con Wharfedale Pro», continúa Boche. «Después de mezclar y trabajar con estos sistemas, quedaron convencidos de la calidad y rendimiento de la serie WLA».

 

Clear-Com renueva el
K-array amplía su d