Samsung comercializa su nuevo Kiosk de alto rendimiento con base en el sistema operativo Windows

Se trata de un display de autoservicio con el que es posible interactuar; su compatibilidad se ha expandido para favorecer que empresas y minoristas puedan optimizar al máximo su potencial de ventas

El último Kiosk de Samsung,  Samsung Kiosk KMC-W, que recientemente se ha hecho con el premio ISE Best of Show de AV Technology en Integrated Systems Europe 2023, es una versión actualizada para Windows e integra una pantalla interactiva de 24 pulgadas para una mayor compatibilidad de software, junto con la tecnología avanzada de expositores de autoservicio para los sectores de alimentación y bebidas, comercio minorista, viajes y sanidad.

La tecnología sin contacto lleva a una comodidad del usuario que se ha convertido en un factor crítico para que las empresas satisfagan la demanda de los consumidores en diversos sectores y aplicaciones: pago de facturas, autoservicios, cafeterías inteligentes y probadores sin personal…  Además, la higiene de las pantallas táctiles es una de las mayores preocupaciones de los consumidores y una de las principales prioridades de las empresas.  Esto también ha llevado a una mayor aplicación de recubrimientos y películas antibacterianas en las pantallas. La película inastillable y el revestimiento antimicrobiano con certificación UL[1] que Samsung aplica a sus Kiosks protegen sus pantallas y a sus clientes.

“El panorama del comercio minorista está cambiando en función de los comportamientos de los consumidores y de la creciente demanda de métodos de pago sin contacto y sin efectivo”, afirma Hoon Chung, vicepresidente Ejecutivo de Visual Display Business en Samsung Electronics. “A medida que esta tendencia se acelera no solo en el comercio minorista, sino también en los sectores de alimentación y bebidas, sanidad, viajes y otros, Samsung Kiosk es la solución preparada para el futuro que las industrias necesitan para responder a la demanda global.”

Basado en el sistema operativo Windows 10 IoT Enterprise, el KMC-W amplía la compatibilidad del sistema operativo de Samsung Kiosk para satisfacer las necesidades de los clientes en diversos entornos empresariales. Equipado con el procesador Intel Core de 11ª generación[2], ofrece una potencia informática de alto rendimiento y compatibilidad total con los principales software de pedidos, puntos de venta y sistemas de gestión de propiedades. De esta forma, la pantalla viene equipada con varias opciones de CPU ─incluida una selección de procesadores Intel Celeron 6305E, Core i3 o Core i5─, así como una memoria rápida DRAM de 8 GB y una unidad SSD de 256 GB para una mayor capacidad de almacenamiento.

Tour de Charmex: asi
Optimus: con 12 mill