La sala Apolo apunta hacia el futuro del sonido inmersivo y actualiza su sistema con d&b audiotechnik

La sala Apolo, con más de 75 años de historia y ubicada en la Avenida Paralel de Barcelona ha actualizado recientemente su sistema de sonido: un KSL de d&b audiotechnik.

Alberto Guijarro, director de la sala, lo tenía claro: “el primer equipo d&b que pusimos fue en La (2) de Apolo y la mejora en la calidad se notó rápidamente. La gente decía que era la mejor sala de España. Queríamos poner la sala grande al mismo nivel”.

El KSL es un line array pensado para espacios medios o grandes: con una dispersión horizontal de 80° y un SPL máximo de 145 decibelios. Es un sistema cardioide en todo su rango frecuencial. Esta característica, junto al control de directividad habitual de d&b permite controlar el campo reverberante de la sala, reducir el impacto acústico en los vecinos y limpiar el ruido en el escenario. El modelo alternativo de 120° de dispersión horizontal en las cajas de abajo del arreglo permite cubrir las primeras filas sin necesidad de un frontfill, los subgraves cardioides de d&b, situados tanto volados (KSL-Sub) como estacados (SL-Sub) se encargan de dirigir las frecuencias graves exactamente a donde tienen que ir.

También se han utilizado refuerzos de la serie Xs para las zonas bajo los balcones y se ha dotado a la sala de un set de monitores coaxiales de 15 pulgadas MAX2 para las personas en el escenario.

No obstante, el trabajo de d&b para Apolo no termina ahí. Desde ahora la Sala Apolo cuenta con una preinstalación de Soundscape, un novedoso sistema de sonido inmersivo. Soundscape puede distribuir objetos sonoros en un plano de 180° o 360°, es decir, permite posicionar y/o mover dichos objetos sonoros exactamente en el lugar que se desee fuera o dentro de la audiencia. El DS100 Signal Engine permite la recreación o simulación de espacios acústicos, además del posicionamiento de objetos sonoros.

Alberto Guijarro decidió que quería ser la primera sala de España equipada para Soundscape: “Es una apuesta muy importante para el futuro a nivel nacional. Tenemos muchas ganas de empezar a probarlo”. Para hacerlo funcionar se colocan cajas acústicas adicionales en el recinto: a lo largo de la parte frontal del escenario para conseguir el sistema de 180° o por todo el perímetro para lograr un sistema completo. Actualmente la Sala Apolo cuenta con una instalación de cableado y switches para colocar fácilmente dichas cajas y el DS100 cuando la ocasión lo requiera.

Los proyectores MLS
Acciona Ingeniería