Etopia: Impulsando Arte, Tecnología y Formación

Etopia Centro de Arte y Tecnología, un proyecto respaldado por el Ayuntamiento de Zaragoza en el marco de la iniciativa Milla Digital, se erige, desde 2013, como un faro de creatividad e innovación en la ciudad aragonesa. Este espacio, gestado en colaboración con la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, se ha convertido a la vez en un centro internacional de cultura contemporánea, un taller para creadores y tecnólogos y un laboratorio de ideas para la ciudad digital, además de funcionar como una incubadora de empresas, potenciando el emprendimiento. AV Integración acerca a sus lectores, a través de esta entrevista exclusiva, la oferta formativa, cultural y tecnológica a la que los ciudadanos de Zaragoza tienen acceso gracias a Etopia.

En sus diez años de existencia, Etopia ha evolucionado hasta convertirse en un lugar de encuentro para mentes curiosas, un espacio donde la intersección entre arte y tecnología cobran vida e impulso. Con 16 espacios diferenciados, que van desde la incubadora de empresas hasta los laboratorios especializados en sonido, vídeo, biología y fabricación digital, el centro ha generado un entorno único, caldo de cultivo para el aprendizaje continuo y la colaboración creativa.

Durante esta entrevista, AV Integración mira hacia el futuro de la mano del innovador centro zaragozano, que se enfrenta a desafíos emocionantes para el año 2024, como la inauguración del nuevo equipamiento en el auditorio, la finalización del New Media Lab y la implementación de una renovada señalética interior y exterior.

 

¿Cómo nace la idea del centro Etopia y quiénes son sus artífices?

Etopia Centro de Arte y Tecnología es un proyecto promovido por el Ayuntamiento de Zaragoza dentro de la iniciativa Milla Digital, con el apoyo del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y cuyo programa de puesta en marcha se realizó en colaboración con la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento. Se inauguró en el año 2013.

Etopia puede definirse como un centro internacional de cultura contemporánea, taller para creadores y tecnólogos, espacio de formación especializado en la intersección entre arte y tecnología, laboratorio de ideas para la ciudad digital e incubadora de empresas. En sus 10 años de trayectoria el centro se ha convertido en un lugar donde toda persona curiosa es bienvenida a acudir, reflexionar y disfrutar a través de una mirada crítica sobre el arte y la tecnología. Es un espacio único, donde el conocimiento se comparte y el aprendizaje es continuo.

El centro colabora con otras instituciones como la Fundación Zaragoza Ciudad Conocimiento (FZC), con el fin de dotar a este espacio de contenidos disruptivos relacionados con el arte, la tecnología, la ciencia y el emprendimiento empresarial.

 

El centro tiene 16 espacios diferenciados, dedicados tanto a la educación como a la experimentación tecnológica o al emprendimiento. ¿De qué tecnología dispone cada recinto?

Etopia es un edificio con una superficie total construida de 16.168 metros cuadrados. Los tres grandes volúmenes que lo componen, más los espacios comunes de conexión entre ellos, albergan las siguientes dependencias:

-Una incubadora de empresas

-Una residencia para creadores e investigadores

-Tres salas de exposiciones

-Una Fachada Media Digital

-4 Laboratorios gestionados en colaboración con la Universidad de Zaragoza: fabricación, biología, sonido y vídeo.

-Un Laboratorio de Nuevos Medios

-5 aulas de diferente tamaño

-Una galería experimental

-Un espacio para el diseño abierto denominado Open Urban Lab

-Una cantina

-Un hall diáfano

-Un espacio de grabación audiovisual más aula gestionado por la Fundación Ibercaja

-6 boxes de trabajo

Todos los espacios disponen de conexión wifi. La mayoría de los espacios dedicados a la formación, reunión o talleres disponen de proyector y pantalla. El resto de espacios más especializados se detallarán en otros apartados de esta entrevista.

 

¿Existe algún sistema AV que integre todo el espacio o conecte salas dedicadas a la misma labor?

No existe un sistema global, pero en estos momentos estamos acometiendo una nueva instalación que permitirá extender el acceso a los contenidos del auditorio a las aulas a través de streaming.

 

Disponéis de diferentes laboratorios: de Imagen, de Sonido, New Media Lab, Laboratorio de Fabricación Digital, de Biología… ¿Cómo se distribuyen y a qué se dedican? ¿Con qué tecnologías especializadas y software diferenciado cuenta cada laboratorio?

Los laboratorios de sonido, vídeo, fabricación digital y biología son equipamientos del centro que se gestionan desde  la Universidad de Zaragoza, a través de un Convenio de colaboración con el Ayuntamiento. Son parte del programa de Laboratorios de Innovación Abierta – LIA*. En estos laboratorios se da apoyo a investigadores, artistas y creadores y se lleva a cabo una importante labor formativa y divulgadora con centros educativos y ciudadanía en general. Los laboratorios son, por lo tanto, espacios de encuentro ciudadano abiertos a la colaboración y cooperación entre personas anónimas, entidades y profesionales de distintos campos que tienen como interés común la ciencia y sus múltiples manifestaciones y aplicaciones.

Como parte de Etopia, los diversos laboratorios se entrelazan como nodos creativos, cada uno con su propósito único. El Laboratorio de Sonido, compuesto por salas interconectadas, se erige como un espacio versátil para artistas sonoros y músicos, ofreciendo un santuario para mezclar, masterizar y grabar en condiciones acústicas óptimas.

Mientras tanto, el Laboratorio de Fabricación Digital se despliega en cuatro áreas especializadas, desde la precisión del Corte Láser hasta la creatividad tridimensional de la Impresión 3D. Es un taller equipado con las herramientas necesarias para dar vida a proyectos de fabricación y prototipado.

El Laboratorio de Imagen se presenta como un enclave de innovación, donde monitores de audio y proyectores láser se entrelazan para impulsar la creatividad en proyectos audiovisuales. Cada equipo, desde el ordenador Apple Mac Pro hasta las cámaras Sony, Canon y Nikon, contribuye a una experiencia completa.

El Laboratorio de Biología se erige como un espacio abierto a la investigación y la creatividad científica. Desde balanzas de precisión hasta microscopios y termocicladores, ofrece las herramientas necesarias para explorar el mundo de la biología, la ingeniería, el diseño y el arte. Cada laboratorio cuenta su propia historia, aportando una dimensión única al ecosistema creativo de Etopia.

Finalmente, el New Media Lab, proyecto independiente de los LIA, es un espacio versátil para experimentación multidisciplinar, que acoge proyectos de artes escénicas, instalaciones audiovisuales y sistemas interactivos. La sala de 400 m2 puede adaptarse para intervenciones artísticas o configurarse con mesas y equipos informáticos para ciclos de formación. Equipada con múltiples proyectores láser, crea una superficie de proyección de 22 metros. El espacio cuenta además con un suelo técnico que facilita la instalación ordenada de cualquier sistema, instalación y cableados.

*Los Laboratorios de Innovación Abierta (LIA) son espacios de investigación, experimentación y aprendizaje localizados en Etopia Centro de Arte y Tecnología gracias a un convenio de colaboración entre la Universidad de Zaragoza y el Ayuntamiento de Zaragoza.

 

¿Cuál es la oferta formativa audiovisual y cómo funciona? ¿Establecéis un programa formativo a principios de año? Y, si es así, ¿qué necesidades se pretenden cubrir?

El programa formativo anual consiste, por un lado, en sesiones abiertas semanales en el Laboratorio de Sonido, a las que cualquier persona puede inscribirse de manera gratuita, y diseño de cursos específicos relacionados con herramientas o técnicas que se haya detectado que generan interés entre los usuarios habituales. Por otro lado, hay varias convocatorias y programas de residencias artísticas como la CAP (convocatoria Abierta Permanente), la Convocatoria ONDA o el programa de residencias FUEGO, a través de las cuales diferentes artistas e investigadores pueden acceder a los laboratorios.

Por otro lado, el recientemente inaugurado New Media Lab acoge un ciclo de formaciones que pretende visualizar, reflexionar y hacer accesible el actual panorama de herramientas software que la industria pone a disposición para la experimentación tecnológica en la creación artística de vanguardia. Este ciclo, que va a hacer su segunda edición este año, consistirá en tres cursos a través de los cuales se logrará tener una visión actualizada de cuáles son estas herramientas contemporáneas, sus potencialidades específicas y su complejidad o curva de aprendizaje, con el objetivo de tomar consciencia de cuáles pueden ser más interesantes para la innovación de cada colectivo artístico, comprendiendo su lógica de trabajo y qué tipo de proyectos podemos desarrollar con estas potentes herramientas. Dos de los tres cursos se centrarán en herramientas transversales para la práctica artística que permiten, mediante sistemas de programación gráfica o por nodos, generar proyectos a través del despliegue de elementos visuales que facilitan el desarrollo para aquellos perfiles acostumbrados a un pensamiento visual. El tercer curso está más centrado de manera más concreta en la innovación de las artes escénicas.

 

 

¿En qué consiste la Residencia de Etopia? Entendemos que se trata de un espacio para la formación, ¿de qué actividades o programa consta, quiénes pueden acceder, cuál es el objetivo?

La residencia de Etopia es un espacio de vida de intercambio, de interacción y trabajo compartido en los ámbitos de la creatividad y la innovación. Este equipamiento único, consolidado desde sus inicios como la mayor de Europa, cuenta con 36 habitaciones dobles distribuidas en 4 pisos. En 2023 acogió 2023 a más de 620 personas: creadores, investigadores y emprendedores.

Los programas de residencias de Etopia pretenden albergar proyectos híbridos que contribuyan a la exploración de las conexiones entre arte, ciencia y tecnología. Aprovechan la integración de la institución en el circuito internacional de centros de arte, impulsando así la atracción de artistas de todo el mundo que se desplazan hasta sus instalaciones de Zaragoza para trabajar e investigar en disciplinas tan diversas como la música urbana y experimental, los nuevos medios y la creación tecnocientífica gracias a las becas concedidas por el centro para facilitar la formación de artistas y el desarrollo de sus proyectos.

En sus diez años de vida, Etopia ha conseguido, a través de estos programas, dar voz a formas de arte que venían contando con menor visibilidad por parte de otras entidades. Entre las iniciativas que han conseguido dar este impulso a los creadores se encuentra la Residencia de Autor, surgida en 2018 para impulsar la creación y producción transdisciplinar artística sin fronteras estilísticas o de género, la Residencia Hedy Lamarr, dirigida a mujeres que trabajan en nuevos medios, donde la artista italiana Marzia Matarese desarrolló en 2022 su impactante obra “Dreaming about mushrooms, dreaming about me sleeping between their gills”, o las Residencias Artísticas Interdisciplinares, en la que la reconocida artista musical franco-iraní Lafawndah creó su álbum “Snug Harbour”.

La vía de acceso abierto a la residencia de Etopia, al margen de los proyectos más propios del centro, es la de la  Convocatoria Abierta Permanente (CAP)

 

Además de la formación, disponéis de espacios dedicados a la cultura como las exposiciones interactivas, La Fachada Media o la Sala 0. ¿Qué diferencias hay entre los usos que se dan a estas salas? ¿Y de qué equipamiento tecnológico hardware y soluciones de software dispone cada una de ellas?

Etopia destaca no solo por sus laboratorios creativos, sino también por sus espacios expositivos que amplifican el diálogo entre la tecnología y el arte en donde las Salas de Exposiciones y Sala 0 son el corazón de las exhibiciones físicas en Etopia. Aquí, las obras toman forma tangible, proporcionando a los visitantes una experiencia sensorial y emocional. Desde exposiciones de arte contemporáneo hasta performances, estas salas se convierten en plataformas dinámicas para la presentación de proyectos multidisciplinarios.

La Fachada Media Etopia se erige como una monumental pantalla digital, un lienzo dinámico que es ese sí mismo un espacio de exhibición. Esta fachada, visible desde distintos puntos de la ciudad, se convierte en un escaparate para obras digitales que dan vida al entorno urbano. Está formada por dos caras de la arquitectura que componen el Centro de Arte y Tecnología Etopia. El motor de este gran soporte digital es un ordenador donde, a través de una interfaz diseñada con Pure Data (software libre), se pueden emitir contenidos tanto de un modo automatizado, como a través de diferentes funcionalidades que permiten capturar cualquier proceso visual generado en el ordenador.  En conjunto, la doble fachada  LED tiene unas dimensiones de 53.6 x 12.6 metros (ancho x alto), lo que supone una superficie total de emisión de 675 metros cuadrados.

La Sala Virtual, último espacio de exhibición en incorporarse a este escaparate, representa una ventana al universo digital que abre un diálogo con la estética de los videojuegos y genera la virtualidad propia de la ontología computacional que se erige como una esfera más de nuestro universo cultural. Este espacio trasciende las barreras físicas para ofrecer experiencias virtuales y exposiciones digitales, una simulación del edificio Etopia que nos presenta a vista de pájaro un encuadre optimizado para poder contemplar las emisiones de su doble fachada LED, permitiendo al usuario navegar por el repositorio de todos los contenidos artísticos que han sido emitidos hasta la fecha. Este sistema digital permite un nuevo acercamiento a las vídeo-creaciones que han formado parte de los múltiples programas artísticos que han estructurado su agenda cultural. La web «Sala Virtual» explora el campo de la simulación como forma de arte en sí misma, un planteamiento basado en la transcodificación de un medio físico (la propia fachada LED) a un nuevo escenario digital que permite obtener una nueva aproximación a estas vídeo creaciones.

En conjunto, estos espacios expositivos conforman un entorno dinámico que promueve la convergencia de la tecnología y el arte, ofreciendo a artistas y visitantes una experiencia única en la intersección de la creatividad y la innovación.

 

¿Incorpora el centro soluciones de señalética digital que integren todos los espacios?

En estos momentos no, es un proyecto que queremos acometer a corto plazo. De momento se han adquirido los sistemas de reproducción de cartelería digital.

 

¿Qué tipo de equipamiento tecnológico audiovisual tiene el Auditorio? ¿Disponéis de equipos de broadcast integrados en él? ¿Qué uso se le da habitualmente a este espacio?

El auditorio William Mitchell dispone de un escenario de 10 metros de largo y 3 de ancho. Tiene una superficie de 158 metros cuadrados de entrada  y 239 metros cuadrados de sala. Su aforo es de 236 butacas. Está iluminado por sectores, dispone de cabina de traducción y de un proyector de 16.000 lúmenes, así como de unapantalla de formato 16:10 y tamaño 5,40 x 3,50 m. Tiene equipo de sonido Soundcraft —Harman, micros de mano, diademas y de mesa— y dispone de conexión wifi.

 

¿Qué retos / obstáculos os encontrasteis a la hora de levantar e integrar la instalación? ¿Cómo los solucionasteis? ¿Continuáis en expansión?

En este año 2023 Etopia recibió una financiación de 87.955,05 € para el proyecto de “modernización de la infraestructura escénica y musical del auditorio municipal de Etopia”, a través de la convocatoria de ayudas para la modernización de las infraestructuras de las artes escénicas y musicales financiadas con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para el año 2022.

El objetivo de este proyecto ha sido el de permitir usos que no estaban actualmente al alcance de los equipamientos municipales integrados en el edificio: instalación de streaming y adaptación de las tecnologías asociadas que forman parte del conjunto de grabación como son la iluminación, sonido y vídeo digital. Se ha tenido en cuenta además facilitar la accesibilidad de las personas con discapacidad auditiva.

En estos momentos se está llevando a cabo la instalación de los nuevos equipamientos, que se presentarán a principios del año 2024.

Como dificultad destacable en este proceso, no estaba prevista la infraestructura para lanzar los medios de transmisión necesarios para cubrir los anchos de banda que requieren los equipos de grabación 4k. Se han aplicado soluciones innovadoras como la transmisión de vídeo comprimido en formato NDI.

 

La inteligencia artificial, las experiencias inmersivas, la realidad aumentada o la realidad virtual… ¿qué papel juegan en el centro? ¿Estas nuevas técnicas están disponibles para gestionar el espacio, para potenciar los espacios culturales o para la formación de jóvenes?

En Etopia estas nuevas herramientas son facilitadoras para la convergencia entre la tecnología y la práctica artística. Los artistas pueden articular estas nuevas potencialidades como la inteligencia artificial, las experiencias inmersivas, la realidad aumentada y la realidad virtual que permiten abrir las puertas a un universo de posibilidades obteniendo nuevas ópticas a través de las cuales reinterpretar el mundo cambiante que nos rodea. En este contexto de innovación, la inteligencia artificial se convierte en una musa digital, inspirando con patrones y datos para gestar ideas. Las experiencias inmersivas y la realidad virtual despliegan un lienzo tridimensional donde los artistas exploran mundos y atmósferas alteradas, trascendiendo las restricciones físicas de otros escenarios. La realidad aumentada, por su parte, funde lo tangible y lo virtual, permitiendo que las obras cobren vida creando nuevas posibilidades narrativas. En general, estas tecnologías redefinen en gran medida la relación entre el creador, la obra y el espectador.

Tanto la inteligencia artificial como las experiencias inmersivas o la realidad aumentada y la realidad virtual están incorporadas también en los itinerarios formativos y acciones de divulgación promovidas desde el centro: colonas Etopia Kids, donde los niños y niñas diseñan su propio videojuego apoyándose de la inteligencia artificial; proyectos en los que se experimenta con la aplicación de inteligencia artificial a procesos creativos y participativos; acogida de eventos como el Virtual Reality Day con experimentación práctica o formaciones específicas.

 

¿Qué proyectos tenéis para un futuro cercano y cuál sería el objetivo de Etopia para el año 2024?

A nivel tecnológico, los retos de Etopia para el año 2024 son poner en marcha e inaugurar la nueva instalación del auditorio, terminar de equipar el New Media Lab y abordar la señalética interior y exterior del centro. Por otro lado, vemos también importante adaptar el sistema de alarmas en espacios de acceso público y también en algunas de las habitaciones de la residencia, a personas con discapacidad auditiva, para mejorar así la accesibilidad de nuestras instalaciones.