InicioDestacadoDescubriendo Kursaal (Donostia – San Sebastián) – Especial Teatros y Auditorios

Descubriendo Kursaal (Donostia – San Sebastián) – Especial Teatros y Auditorios

Patio de butacas del Auditorio y Teatro Kursaal de Donostia / San Sebastián

El público mayoritario conoce la existencia del Auditorio y Palacio de Congresos de Kursaal en medida de que constituye uno de los epicentros del celebrado Festival Internacional de Cine de San Sebastián. No obstante, la promesa de la versatilidad se apodera de este emblemático edificio durante todo el año, albergando un importante número de actividades entre las que se encuentran conferencias, conciertos, ballets o espectáculos. Esta apuesta se complementa por una labor permanente de digitalización que hace que el edificio viva en una actualización constante para situarse a una vanguardia tecnológica responsable y preparada para afrontar cualquier reto. Hablamos con Osoitz Garbizu, director técnico del recinto, para conocer más detalles.

¿Bajo qué perspectiva afronta Kursaal la integración tecnológica? ¿Es un elemento fundamental para vosotros?

Nosotros utilizamos una palabra clave que es “digitalización”. Con ella nos referimos a todos nuestros sistemas; no solo los audiovisuales, sino también a nivel de edificio y su gestión. Año a año hemos ido adaptándonos a las necesidades del cliente y a la propia tecnología según ha ido evolucionando. De alguna manera, lo que hemos ido haciendo es ir sustituyendo todo el equipamiento. Lo hemos digitalizado y, por consiguiente, hemos ido pasando algunos sistemas a comunicación IP.

¿Qué disciplinas aunáis en Kursaal?

Tenemos un 50% de cultural o artístico, y otro 50% de reuniones y congresos. En el caso de cultura, contamos con conciertos, ballets, cine… ese tipo de eventos. Apuntaría que nuestra producción de cine se reduce principalmente al Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Y es que, aunque sean nueve días al año, siguen siendo más de 100 proyecciones de películas.

¿Cómo conviven todos los mundos? ¿Choca de alguna manera el equipamiento más destinado al cine con el de las conferencias, por ejemplo?

Conviven bastante bien. Por suerte, físicamente las salas están separadas. No obstante, aparte de eso, una parte ayuda a la otra. Por ejemplo, el hecho de que tengamos un festival de cine implica que contamos con grandes proyectores 4K. Posteriormente, esos equipos los utilizamos para los congresos y pueden servir como alternativa a montar una instalación de pantallas led. Con el equipo PA nos pasa algo parecido. Al final, el equipo que tenemos en la sala de cámara, que es nuevo y completamente digital, se utiliza para los propios congresos y conferencias.

Osoitz Garbizu, responsable de tecnologías del auditorio Kursaal de San Sebastián / Kursaal
Osoitz Garbizu, responsable técnico

Hablando del ámbito de los proyectores, existe una tendencia creciente en los auditorios que implica prescindir de proyectores láser y optar por un sistema de pantallas led. ¿Se encuentra esta “transición” en vuestro radar?

En la actualidad, la demanda del festival de cine son los proyectores. De hecho, recientemente en la sala de cámara hemos implementado un proyector 4K. La tendencia la notamos más en el ámbito de la organización de eventos o presentaciones de productos, en las que cada vez se utilizan más pantallas led. En cualquier caso, la realidad es que hay diferentes peticiones de diferentes tipos de formatos según el evento. Estamos viendo que hay clientes que todavía se muestran reticentes  a utilizar pantallas led por las complicaciones que implica el montaje de las pantallas y los precios.  Por lo tanto, en general estamos utilizando proyectores. La tendencia señala que el led cada vez se va a utilizar más. Seguramente, este cambio llegará cuando los precios bajen y sea económicamente más viable.

En cualquier caso, vuestra infraestructura se podría prestar a que un integrador de eventos o una empresa de rental pueda instalar pantallas concretas para un acontecimiento, ¿verdad?

Sí, sin ningún problema. Nosotros nos podemos adaptar. Tenemos suficiente infraestructura para amoldarnos a las necesidades del cliente. La decisión al final de utilizar pantallas led o no es cosa suya, no nuestra.

¿Qué nos puedes contar de la gestión del audio en vuestra sala principal?

Tanto en la sala principal como la de cámara, utilizamos el protocolo DANTE para todo el sistema PA. Más que nada, porque es el más estándar y puede utilizarlo cualquiera. A su vez, hemos comprado mesas de sonido Yamaha, que son las más habituales y las más estándares. Igual que tenemos un sistema IP en audio, en el vídeo todavía no está muy claro qué protocolo va a ser el definitivo. Aun así, por ejemplo, en esta actualización de equipamiento, digitalización y transcurso hacia el IP, la parte de sonido ya la tenemos integrada.

El uso de un sistema de intercomunicación se torna fundamental en espacios como el vuestro. ¿Kursaal cuenta con un equipamiento propio o los clientes suelen usar sus propios dispositivos?

Tenemos nuestra propia red de intercoms IP, por cable e inalámbricos.

¿Cómo controláis todo el ámbito vídeo? ¿Tenéis alguna solución, ya sea técnica o de vuestra infraestructura, que facilite la retransmisión de los actos?

Tenemos una sala central donde recibimos todas las señales y las vamos dirigiendo a cada espacio y a cada sistema. Con respecto al tema streaming, en Kursaal tenemos un sistema de data video para hacer estas retransmisiones. Sin embargo, hemos visto que existe una desaceleración, ya que los clientes cada vez lo piden menos. Lo que sí nos solicitan mucho es grabar y editar las jornadas para que luego sean visualizadas a la carta. Nosotros tenemos un sistema bastante estándar, ya que hemos visto que no hay mucha demanda.

Tenéis un importante número de salas de reuniones para organizar eventos. ¿Qué equipamiento podemos encontrar en estos espacios?

Tenemos diez salas de reuniones de diferentes formatos y tamaños, aparte de un espacio diáfano que se puede utilizar para diferentes tipos de eventos. Estas salas de reuniones las tenemos equipadas con proyectores láser y pantallas. Intentamos que sean lo más modernas posible a medida que las vamos cambiando para así poder acoger la mayoría de los formatos. En estos espacios también hay un sistema PA, cabinas y equipamiento de traducción.

Escenario durante el festival de San Sebastián

¿Tenéis algún proveedor de confianza para vuestras soluciones tecnológicas?

Al estar sujetos a la Ley de Contratos del Sector Público, no contratamos directamente los servicios. Intentamos no tener demasiada afinidad con proveedores. Esto nos permite, de alguna manera, estar en el mercado. Al fin y al cabo, dependiendo del tipo de contratación o de compra que tenemos que hacer, nos abrimos más o menos a la industria. Es verdad que tenemos ahora mismo contratada a una empresa de servicios audiovisuales. Nos apoyamos en la opinión de sus técnicos y en su experiencia. Luego tenemos dos o tres proveedores más a los que solemos consultar para analizar el mercado y ver qué soluciones podemos aplicar. Sin embargo, a nivel de compra y contratación, no tenemos proveedores como tal, ya que no podemos. Eso también nos da cierto aire para ver lo que hay en el mercado.

Has comentado que dabais importancia a la digitalización. ¿Actualizáis vuestros sistemas con frecuencia?

Así es. Solemos funcionar en base a lo que necesitamos y en base a lo que no está. A día de hoy, siempre hemos podido ofrecer al cliente lo que necesitaba. Más que trabajar en función de las peticiones de los clientes, estamos pendientes del estado del mercado y siempre valoramos qué necesidades tenemos según los eventos que pueden ir viniendo. A día de hoy, podemos decir que todo nuestro equipamiento es digital. Durante los últimos años, hemos ido cambiando nuestro equipamiento, ya sea porque este llegaba al final de su vida útil o porque la tecnología ha ido evolucionando. Nuestra perspectiva el día de mañana es pasarnos a un modelo completamente IP y creo que, en ese sentido, llevamos un ritmo bastante bueno. Vamos poco a poco, pero sin quedarnos atrás de las demandas que tenemos. Y también lo que te comentaba al principio de nuestra conversación: aparte de sistemas de audio y vídeo, hacemos intervenciones a nivel de edificio. Es una de nuestras apuestas. Nos adaptamos a nivel de sistema de gestión en ámbitos como los distintos alumbrados del edificio, por ejemplo. Todo eso, lo estamos pasando al formato IP.

En ese ámbito de edificio que comentas, ¿vais a implementar sistemas inteligentes integrales de gestión de espacios?

Así es. Nosotros, el día de mañana, queremos que el cliente pueda hacer la propia gestión de las salas completamente online, en la nube. Pero, para llegar a eso, todavía hay que trabajar en ello. A lo que me refería es a la gestión de los sistemas que ya están: alumbrado, clima, seguridad… Estamos pasando todo a IP, por ejemplo, todos aquellos equipos digitales dialogarán mediante redes de fibra óptica por dentro del edificio. Pero todavía queda un trabajo por hacer en lo que respecta a la gestión de espacios.

¿Qué puedes contar de la pantalla de 70 metros de ancho y 21 metros de alto que ocupa la fachada del Kursaal?

Se trata de una pantalla led de 1.500 metros cuadrados, probablemente la más grande del estado y una de las más grandes de Europa. Está completamente integrada en la fachada y la utilizamos para comunicarnos con la ciudadanía y dar notoriedad a los eventos que hay en el palacio.

Por último, nos gustaría echar un vistazo al día de mañana. ¿Qué solución técnica marcará el futuro de Kursaal?

Al igual que podemos decir que la parte del sonido el futuro es el IP, y ya lo tenemos, consideramos que a nivel de imagen la tendencia van a ser las pantallas led. Creo que, a día de hoy, el mayor problema que pueden tener las pantallas led, más allá de que sea un poco más costoso el montaje, es el precio de las propias pantallas. A medida de que eso se vaya ajustando, se irán imponiendo, ya que aportan más versatilidad y tienes menos problemas de iluminación para poder proyectar.

AUDAC estrena su nue
Panasonic se solidar