Los micrófonos y sistemas IEM de Sennheiser hicieron posible los Brit Awards 2020

Stormzy-cantando-con-microfonos-Sennheiser-Brit-Awards

La organización de los reconocidos Brit Awards 2020 volvió a confiar en Sennheiser como marca proveedora de sus micrófonos y sistemas IEM.

Britannia Row Productions repitió como proveedor de audio para el evento. Los Brit siempre presentan desafíos para el equipo de audio liderado por el Supervisor de Sonido en vivo Colin Pink, y este año no fue la excepción: el estadio The O2 Arena en el que se celebró la gala contó con tres escenarios y dos sistemas sobrevolados de PA diseñados por Joshua Lloyd de Brit Row. Brit Row desplegó 16 canales de Sennheiser Digital 6000 y 40 canales de IEM de la serie 2000 para todos los artistas y presentadores durante la velada.

En 2018, Stormzy sorprendió a la multitud al ofrecer una actuación épica bajo un efecto de cascada interior que empapó tanto al rapero como a su SKM 6000. Este año, redobló la apuesta gracias a un despliegue en el que numerosos bailarines y coristas se unían a él bajo la lluvia. Raphael A. Williams, ingeniero de sonido de Stormzy, detalla cómo fue la producción del evento: “Me aseguré de que todo funcionara”, comenta Williams. “Recuerdo mirar el micrófono después de los ensayos y pensar para mí mismo que no estaba realmente mojado, que solo goteaba un poco. En los ensayos respondió de forma increíble y el equipo sobrevivió hasta el final”. Con Stormzy actuaron Burna Boy, Tiana Major9 y Teni Tinks: todos ellos utilizaron SKM 6000 con cápsulas MD 9235 y IEM de la serie 2000. Se utilizaron 19 canales adicionales de IEM de la serie 2000 para bandas e intérpretes con otros tres canales para técnicos.

Otra artista que usó un micrófono Sennheiser fue Mabel, ganadora de British Female Solo Artist. Concretamente, empleó un Digital 6000 para su interpretación de “Don’t Call Me Up”. Mabel cantó con un auricular Sennheiser HSP 4, transmitido a través de un transmisor mini-bodypack Sennheiser SK 6212 y recibido por un EM 6000. Se usó un canal de 2000 IEM para el monitoreo.

Harry Styles cantó “Falling” sobre un escenario inundado y con agua saliendo de un piano de cola, mientras cantaba la balada en su SKM 6000 con la cápsula MD 9235. El seguimiento de sus tres vocalistas de respaldo y pianista se realizó a través de cuatro canales de 2000 IEM. Por otro lado, Lizzo escogió un SKM 6000 y MD 9235. Los IEM fueron la serie Sennheiser 2000 para la vocalista y todos sus bailarines.

Para cerrar el espectáculo, Rod Stewart cantó “I Don’t Want to Talk About It”. Posteriormente,  Ronnie Wood se unió al intérprete británico para el clásico “Stay With Me”. Wood llevaba un Sennheiser IE 500 PRO IEM y comentó abiertamente lo mucho que le “gustaba su sonido”.