IFEMA ejecuta la mayor instalación de megafonía certificada EN 54 de Europa

Pabellon-2-de-IFEMA-vacio

IFEMA ha adecuado su sistema de megafonía y evacuación por voz a la normativa internacional EN 54, en la que ha sido la mayor instalación de megafonía y evacuación por voz EN 54 llevada a cabo en Europa recientemente.

Este proyecto ha supuesto aplicar todos los estándares requeridos por dicha normativa a la sonorización de 1 millón de metros cuadrados, para lo que se han empleado 385.640 vatios de sonido distribuidos en sistemas electroacústicos y de amplificación. La ingeniería a cargo del diseño del proyecto y supervisión de obra ha sido GHESA Ingeniería y Tecnología.

A todos estos elementos se les da servicio a través de un equipamiento de control certificado bajo la norma EN 54, capaz de emitir hasta 52 mensajes de evacuación simultáneos y diferentes, y respaldado por un software de gestión a medida que permite operar sobre la totalidad del sistema del recinto, totalmente escalable y ampliable pudiéndose así añadir zonas en función de las futuras necesidades de IFEMA.

Los objetivos principales del proyecto requerían, por un lado, cumplir rigurosamente la normativa con sus especificaciones técnicas, que aplica al recinto ferial por ser un edificio cuyo uso implica una ocupación que excede de 500 personas y, por otro, garantizar el correcto funcionamiento de la instalación mediante un sistema robusto y certificado. Todo ello para cubrir las necesidades de una de las grandes instituciones feriales de Europa, con más de 4  millones de visitantes anuales.

Ruybesa Global Technologies ha sido la empresa integradora adjudicataria del proyecto, que se ha llevado a cabo utilizando sistemas avanzados de LDA Audio Tech. Ruybesa Global Technologies cuenta con más de 40 años de experiencia, habiendo ya instalado anteriormente soluciones audiovisuales y de megafonía en el recinto ferial. Por otro lado, LDA Audio Tech se encuentra presente en instalaciones de más de 50 países de todo el mundo.

Con este gran proyecto, IFEMA continúa su proceso de transformación tecnológica dentro de su filosofía de innovación continua y su plan estratégico de crecimiento y expansión. Dentro de esta línea de trabajo se enmarca la reciente consecución del certificado AENOR de Gestión de Emergencias, así como la mejora de los sistemas de seguridad, la renovación de la red Wi-Fi, capaz de conectar simultáneamente hasta 65.000 usuarios, o la instalación de tecnología de última generación 5G en su recinto.

Elementos técnicos que alimentan el sistema de megafonía de IFEMA

El nuevo sistema de megafonía y evacuación por voz se soporta sobre la red de datos totalmente redundada existente en IFEMA, que funciona como infraestructura base de comunicaciones. A partir de ahí, cada uno de los sistemas EN 54, tanto en los pabellones como en el resto de emplazamientos, puede funcionar de forma local e independiente. De esta manera, en el hipotético caso de que perdiera la comunicación en la red de datos se podrían emitir mensajes desde cada cuarto de comunicación, ya sea de forma directa a través del micrófono o con audio pregrabado, almacenado en los propios equipos.

El sistema del control central se basa en servidores redundantes, para que la caída de cualquier equipo no suponga la pérdida de ninguna funcionalidad de la instalación, garantizando así en todo momento la seguridad del recinto en caso de emergencia.

Estos son algunos de los datos que reflejan el alcance de la instalación en números:

  • Cobertura del 100 % de todo el recinto, incluyendo zonas interiores y exteriores.
  • Posibilidad de emisión simultánea de hasta 52 mensajes de emergencia y evacuación  distintos en diferentes áreas.
  • Sectorización con más de 200 zonas.
  • Más de 5.400 altavoces.
  • 221 equipos de amplificación multicanal.
  • 516 cajas acústicas.
  • 1.200 amplificadores de 250, 500 y 1.200 W, para lograr una potencia total de 385.640 vatios.
  • 200 km de cable resistente al fuego utilizado para la instalación de altavoces.
  • Sistemas de voz text-to-speech y multilingües.

El alcance técnico del proyecto incluye las siguientes soluciones:

  • Sistema de control central LDA NEO que permite control y supervisión remota de los equipos de megafonía y evacuación por voz distribuidos.
  • Sistema de megafonía y evacuación por voz LDA NEO Extensión para control y amplificación individual de cada área. Este sistema sustituye al anteriormente instalado y cumple la norma EN 54 para todas las zonas: pabellones, núcleos, puertas Norte, Sur y complementarias, casetas técnicas, salas de máquinas, aparcamientos, accesos-puertas K, galerías, Avenida Central y carpas.
  • Implantación de sistema de altavoces e infraestructuras EN 54.
  • Sistema de control automático de volumen de audio en pabellones, carpas, y vestíbulos y auditorios de puertas Norte y Sur mediante la instalación de sondas estratégicamente ubicadas.
  • Integración de un sistema de inhibición de sonido local en los expositores controlado automáticamente por el sistema de emergencias y evacuación por voz.
  • Sistema de notificación en tiempo real de cualquier anomalía en el sistema.
Software de LDA Audio Tech destinado al control de los sistemas de megafonía

Los sistemas de megafonía y evacuación por voz de LDA Audio Tech se han complementado con altavoces JBL, además de productos de otros fabricantes.

También se han llevado a cabo trabajos de canalización, cableado e instalación de altavoces en altura, que incluyen un total de 516 cajas acústicas a más de 12 metros. Para ello se han empleado simultáneamente hasta 6 plataformas elevadoras y 12 máquinas, tres de ellas con posibilidad para instalar hasta a 25 metros de altura.

La interfaz de usuario del software de control es similar a la anterior, de forma que no ha supuesto un gran cambio en la operatividad del sistema. Permite manejar el volumen de audio y el control de todas las zonas del recinto, incluyendo también el despliegue del sistema en las nuevas áreas instaladas.

Un total de 42 personas a tiempo completo y 9 con dedicación parcial han trabajado en este proyecto de manera continua y durante las distintas fases de ejecución. El equipo ha estado coordinado en todo momento con el resto de personal de IFEMA y ha ajustado sus plazos de trabajo a la actividad ferial del recinto, teniendo en cuenta también los tiempos de suministro de materiales para poder terminar en los plazos establecidos y no afectar al funcionamiento normal de la organización.