El DGA Theater se renueva con más de 70 altavoces Meyer Sound para adoptar el sistema Dolby Atmos

DGA-Theater-altavoces-Meyer-Sound

El Directors Guild of America (Gremio de Directores de América) ha completado la renovación total de su sala de cine en el DGA Theater en Los Ángeles. Guiado por un comité de seis cineastas, el proyecto de renovación ha incluido la instalación de un sistema de proyección láser Dolby® Vision™ hecho a medida y un sistema de sonido envolvente Dolby® Atmos™ que incluye más de 70 altavoces de cine Meyer Sound.

Para traducir sus conceptos creativos en diseños específicos, el comité del DGA contrató a la firma de arquitectura Gensler. A su vez, Gensler asignó la ingeniería audiovisual a Tom Schindler, vicepresidente senior de la empresa consultora Salter, con sede en San Francisco.

Trabajando con los ingenieros de Dolby, José Castellón y Gary Meissner, Schindler redactó una especificación de rendimiento completa con opciones para diferentes fabricantes de altavoces. Los miembros del comité del DGA solicitaron una audición en vivo para tomar una decisión final: «Cuando se iba a tomar la decisión sobre el sistema de altavoces decidimos que no íbamos a basarnos solo en las especificaciones impresas,» afirmó recientemente un miembro del comité, el director Michael Mann, en una reciente entrevista de la DGA. «Queríamos oír cómo sonarían los sistemas mientras nos movíamos por el espacio».

Meyer Sound y otro fabricante trajeron los sistemas para una sesión de escucha comparativa a la que asistieron Mann y otro miembro clave del comité, el director Michael Apted. Cada sistema fue ajustado por los representantes de los fabricantes para un rendimiento máximo. Los representantes de Dolby consultaron con el equipo de la DGA para seleccionar un amplio repertorio de fragmentos de bandas sonoras para evaluar la claridad del diálogo, el impacto de los efectos y la musicalidad.

«Todo el mundo tuvo impresiones similares” –recuerda Schindler–. «En una buena parte del contenido era difícil decir que un equipo era claramente mejor que el otro. Cada sistema tenía sus fortalezas relativas, pero en una mayor parte del contenido general el sistema de Meyer Sound fue juzgado como superior».

«Ambos sistemas eran técnicamente perfectos  pero Michael Apted y yo elegimos el sistema Meyer Sound por la diferencia de musicalidad emocional. Puedes escuchar dos o tres sistemas de sonido y, aunque técnicamente son muy parecidos, uno suena emocionalmente más musical que el otro. Este es el tipo de decisiones que cualquiera de nosotros en el comité tomaría si se tratara de una película. Fue genial poder pensar y ejecutar de la misma manera en el diseño de la sala de exhibición», afirma Michael Mann.

Para los cinco canales de la pantalla frontal se instalaron cinco altavoces Acheron 100, cada uno emparejado con un subgrave Acheron LF. Los principales canales LFE reciben una reproducción de doce subgraves de cine X-800C, ayudados por otros ocho 750-LFC para la gestión de los graves envolventes. Para los canales de sonido envolvente se utilizan 22 altavoces autoamplificados HMS-12 y 32 HMS-15. Una plataforma de red GALAXY 816 suministra el procesamiento para los canales de la pantalla frontal.

La integración e instalación de todos los sistemas de audio y video fue contratada al grupo Diversified’s Media & Entertainment bajo la dirección del director de ingeniería Adam Salkin y el gerente de proyectos Eugene Tuzkov.

Visto desde la perspectiva del instalador, la tecnología exclusiva de Meyer Sound, IntelligentDC™ –alimentación remota de corriente continua para los altavoces de sonido envolvente autoamplificados– ofreció claras ventajas cuando se aplicó en escenarios de calidad crítica, según Salkin. «Significa que el cable que va a los altavoces puede ser más delgado, no hay que preocuparse por instalar cable de altavoz de alta resistencia. Esa es la mayor ventaja. Pero también significa que no tenemos que preocuparnos por las variaciones en las distancias de los cables. En este caso tenemos bastidores de equipos detrás de las pantallas y, si estuviéramos pasando el cable al altavoz pasivo hasta el fondo, tendríamos que tener en cuenta la caída de las altas frecuencias. Además, con los sistemas autoalimentados, los amplificadores están incorporados y adaptados a los controladores, además, si tienes verdaderos sistemas biamplificados obtienes una mejor calidad de sonido».

Otros miembros del comité de supervisión del DGA fueron los directores Christopher Nolan, Jon Favreau, Betty Thomas y Shawn Levy. La dirección general del proyecto estuvo a cargo del director ejecutivo nacional del DGA, Russ Hollander, y dos ejecutivos de su equipo, Marcel Giacusa y Tim Webber.